Libros raros e imposibles

Balzac escribió una novela breve con el título “La obra maestra desconocida”, en la cual un artista proyecta y realiza un cuadro que se pretende genial, sin que llegue  a ser contemplado jamás por nadie,  porque acaba siendo destruido en un incendio. El ideal, proyectado como un absoluto, permanece siempre irrealizable. Pero no por ello, o precisamente debido a esa emulación de  la creación divina, el artista, a partir sobre todo del Romanticismo, no deja de perseguir la obra total, usurpando el lugar de lo sagrado, más propiamente, llenado un vacío que  el imparable proceso de secularización que la razón y  el progreso han ido imponiendo.

La literatura también produce sus obras maestras desconocidas, unas geniales y otras fallidas, pero todas comparten un mismo carácter hermético, frente al que, el lector o lectora,  persiguen el  hallazgo de una  clave de interpretación mediante la cual dar sentido a una mezcla de extrañeza y placer en la lectura.

Seleccionamos, en una lista muy personal, unas cuantas obras iniciáticas, y que manifiestan la genialidad con dosis desiguales de extravagancia y delirio. Iluminados y lúcidos, se trata de autores y libros, absolutamente recomendables como experiencia literaria extrema, en definitiva, para los/as amantes del riesgo:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *